domingo, 13 de agosto de 2017

El Zoroastrismo o Mazdeísmo

Dentro de las corrientes que permearon el Imperio Romano tras su expansión en el oriente medio, podemos encontrar el Zoroastrismo en la figura del Mitraísmo, esta se pudiera considerar la primera gran religión del mundo pues era de las religiones primordiales, la principal influencia de las creencias siriacas posteriores como el Cristianismo y el Islam.

El zoroastrismo debe su nombre a Zoroastro o Zarathustra, su personaje histórico, aunque también se le puede conseguir con el nombre de Mazdeísmo, por su único Dios, Ahura Mazda, que significa “Señor Sabio” o “Bueno”. Esta religión significó un esfuerzo en la historia de la humanidad para evolucionar en el camino espiritual esotérico y exotérico, pues representa el primer intento de abordar el principio de la Dualidad. Ahura Mazda representaba la Luz, el fuego, y la bondad; a él se le opone Angra Manyu, un espíritu maligno que inspira la duda, la mentira, el mal, la ignorancia y la obscuridad. En la creencia zoroástrica, la Luz siempre triunfa sobre el mal, y el ser humano debe trabajar para conseguir este propósito en el mundo profano.

Otro punto interesante del Zoroastrismo es la elaborada escritura sagrada titulada como Avesta, que contiene las enseñanzas y mensajes de Luz, acompañado de himnos a espíritus secundarios que deben ser venerados, considerando que ninguno de ellos está por encima de Ahura Mazda, pues esta es la Verdad Suprema.

El zoroastrismo comienza a parecer el padre del cristianismo y del Islam, en especial cuando se le considera los elementos sagrados, la relación directa entre fiel y deidad, la codificación de la conducta de los seguidores, y la apariencia ritual. Sin embargo, geográficamente solo tuvo contacto directo con el Islam, el cual fue garante de muchos manuscritos e interpretaciones sobre sus antepasados en la región iránica. Y no será sino hasta el siglo I y el IV de nuestra era, cuando se evidencia un intercambio con el cristianismo en la forma de la religión mistérica del Mitraísmo. Para los mazdeístas Mitra era el Juez de las Almas, y conforme su culto fue creciendo se fue desprendiendo un sistema de misterios mayores y menores, que terminarían por influir en gran parte de los soldados romanos, configurando escuelas de misterios por todo el Imperio, e influyendo en el posterior cristianismo.


La religión de Zoroastro debe ser motivo de estudio y consideración para poder entender parte d la evolución religiosa y política de la civilización Occidental e Islámica, en especial la segunda, pues la primera, como ya se mencionó, solo hizo su entrada con el Mitraísmo y luego este influyó en el Cristianismo, el gorro frigio de anatolia que lleva el Papa, se llama Mitra. El islam por el contrario, adquiere mucho de la tradición iránica y aqueménida, en particular la absoluta consciencia de la Verdad en Alá y el carácter guerrero de sus fieles, típico de las religiones de poder en climas desérticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario