miércoles, 5 de abril de 2017

¡Sartori, Gracias por tanto!

Giovanni Sartori, fallecido ayer 04 de abril del 2017, nació en aquella Italia convulsionada por el régimen Fascista, en el año 1924, específicamente en Florencia, lugar donde también pasaría a mejor vida. Fue un hombre dedicado a la Ciencia Política, específicamente se dedicó a los métodos de estudio de las Ciencias Sociales, la Ciencia Política, y a los estudios comparados sobre Democracia.

Su prolífica obra fue mejorando en la medida en la que su experiencia docente iba creciendo en universidades como Florencia, Stanford, y Columbia; lugares donde destacó dando clases de Filosofía Moderna y Teoría Política. En lo últimos tiempos, Sartori extendió su popularidad al dar declaraciones más directas y concretas sobre la realidad política mundial, en especial ante el choque de dos civilizaciones como la Occidental y el Islam, a continuación, se presentarán algunos de sus pensamientos al respecto:

Refiriéndose a la situación actual de la dirección política de Europa:

“Estamos en manos de políticos ignorantes, que no conocen la Historia ni tienen cultura. Solo se preocupan por conservar su sillón. Pasan el día escuchando la opinión del contrario y pensando en qué respuesta darle. Así no se construye nada. No hay líderes ni hombres de Estado y así nos va: la Unión Europea es un edificio mal construido y se está derrumbando. La situación se hace más desastrosa porque algunos han creído que se podían integrar los inmigrantes musulmanes, y eso es imposible”.

Sobre el Islam como cultura o civilización:

“El islam es incompatible con nuestra cultura. Sus regímenes son teocracias que se fundan en la voluntad de Alá, mientras que en Occidente se fundan en la democracia, en la soberanía popular”.

Refiriéndose al multiculturalismo, el Islam y a la izquierda europea:

“El multiculturalismo no existe. En nuestra sociedad tenemos unas normas generales, unos principios. El inmigrante puede hacer en su casa lo que quiera, pero debe aceptar las reglas de El Estado que le acepta”.
“La izquierda ha perdido su ideología. Utilizan la palabra multiculturalismo como una nueva ideología, porque la vieja ha muerto. Pero no tienen ni idea. No saben lo que es el islam. Son unos ignorantes. A mí no me importa la derecha o la izquierda, sino el sentido común”.
“No se puede practicar una política de puertas abiertas, como ingenuamente cree alguna izquierda. Está bien hablar de solidaridad, porque los inmigrantes pueden ser un elemento positivo para nuestra economía, pero los flujos migratorios hay que regularlos. Quien entra en Europa debe tener documentos, una identidad segura”.

Sobre el hombre actual, su hipótesis sobre el homo videns y su preocupación sobre la construcción intangible de la civilización Occidental:

“El homo videns es aquel que sólo entiende lo que ve con sus ojos; si algo no se puede ver, para él no existe. El homo videns es un hombre que ve encuentros deportivos, que ve pornografía, que ve los mensajitos que le mandan... Pero toda la civilización europea, todo el pensamiento liberal-democrático, no es visible con los ojos, se trata de una construcción abstracta. Con el nacimiento del homo videns se tambalea todo el sistema. Pero este homo cretinus no puede durar mucho. Es imposible.”

Su pensamiento realista sobre la guerra, Occidente y el Islam:

“Aparte del componente militar, que es importante, pero secundario, es una guerra que se gana o se pierde en casa. Se vence si sabemos reaccionar ante la pérdida intelectual y moral en que hemos caído. Y se pierde si dudamos o nos olvidamos de nuestros valores que dan fundamento a nuestra civilización ético-política. Veremos quién gana. Este es un mundo que se está suicidando”.
“Occidente y sus valores están en peligro porque no se está dando una respuesta adecuada al fundamentalismo islámico”.

Sartori destacó por darle cuerpo a la Ciencia Política como disciplina, le agradecemos por sus estudios sobre la Democracia y los sistemas de Partidos, por su enfoque crítico a la sociedad actual, al igual que Umberto Eco,  fue un gran intelectual de Occidente. Que su alma viva en su obra. Paz a sus restos.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar